Apéndice 1 a Las aventuras de Beremundo Filorte: Fiestas y tradiciones de la época

En aquellos años raros con los que el siglo XX comenzó eran muchas las fiestas y tradiciones que ahora han caido en deshuso, ya sea por falta de uso o por carencia del mismo.

Por ejemplo, era tradición el primer martes 30 del segundo mes, hacer una paellada con criadillas de toro en vez de granos de arroz, para lo que los zagales tenían que disfrazarse de excusados taurinos y esperar que un toro fuese a hacer sus deposiciones, momento en el que ¡ZAS! Sacaban una tarrina de mantequilla ZAS, y con la tapa le cortaban sus colganderas.

Los toros, normalmente, se lo tomaban bastante mal, pero no le echaban cojones al asunto.

Fue una tradición con poco arraigo porque febrero tiene veintiocho días, veintinueve los bisiestos y treinta ¿Alguien ha dicho treinta? Adjudicada la esculura de Lladró del hombre pescando con la pelona al aire al señor de la mesa cuatro, que pone House esta noche.

Otra tradición con cierto arraigo, sobre todo en las zonas donde hay mucho abono, que ahí arraiga cualquier cosa, era el lanzamiento de primogénito. Era esta una actividad que se daba en varias categorías, dependiendo de las construcciones cercanas o accidentes geográficos próximos, ya que consistía en lanzar al primogénito desde precipicios, torres, torreones, precipiones o torrericios.

Normalmente se esperaba a que el primogénito cumpliera o cumpliese cuarenta años, no hubiese trabajado nunca, cogiese todos los días dinero para las fotocopias y llevase entre quince y veinticinco años haciendo empresariales. Entonces, aprovechando las festividades de San Millán, patrón del queso para untar que luego se hizo gay y se fue a Filadelfia, se agarraba de donde se podía al primogénito (u otro hijo a veces) y se le mandaba a tomar por culo desde los lugares antes citados.

Es esta una actividad en deshuso pero que muchos padres están intentando recuperar en nuestros días.

Por último, vamos a enumerar hasta un número aproximado o más tradiciones que no explicaremos por otras razones pero que su propio nombre ya es bastante explícito.

1.- La fiesta de las patadas en los bajos, normalmente coincide con fechas de oposiciones y/o exámenes para el B1.

2.- El día de las mujeres en cama ajena, o dia de los cuernos, fecha a convenir, máxima discrección.

3.- La sacrosanta tradición de cagarse en lo divino, que aun perdura.

4.- La muy venerable tradición de tener vena, que perdura más.

5.- El día del jamón de Marsella, que está rico y lava que te haces de vientre.

6.- La curiosa tradición de preguntar sabiendo o de responder sin saber, extendida sobre todo en… esto…

7.- El mes del calor, que de este no se libra nadie.

8.- La festividad de nuestra señora de las actividades diversas, que se celebra a según se mire.

9.- Los días de la fiesta del empalme, que son cuando Monica Bellucci estrena film, básicamente.

Y para finalizar este listado, no podemos olvidar mencionar el día del santo al cielo, dia en el que…

¿Eh?

¿Por donde iba?

Anuncios

3 comentarios en “Apéndice 1 a Las aventuras de Beremundo Filorte: Fiestas y tradiciones de la época

  1. Pingback: Beremundo Filorte. Retazos de su vida en 4 parrafos y de bajada en caida libre de impuestos. « Si no te gusta, NO LO LEAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s