Maria Escupida Enlacara: esa mujer (guarra)

NOTA IMPORTANTE: Mira a ambos lados antes de cruzar la calle.

NOTA IMPORTANTE TAMBIÉN: Faltan los documentos gráficos, ya los pondré cuando me salga del alma.

Mucho se ha escrito de Maria Escupida Enlacara. Por ejemplo, el escritor de origen disperso Hans Honnelflofsansden, biógrafo oficial de Beremundo Filorte, jamás escribió una línea sobre Doña Maria Escupida Enlacara, pero como el profesor Honnelflofsansden escribía con zumo de limón, de manera que sólo si se pone el papel al lado de una vela se vé lo que se ha puesto, se podría decir que no puso negro sobre blanco de nadie. Aunque eso sí, su biblioteca olía a limón que te cagas, incluso había gente que venía de las galias a oler la biblioteca del insigne Hans. Un periodista de la época recogía las siguientes declaraciones de uno de aquellos visitantes que se hacían más de 1000 kilómetros (unas millas mas o menos) para oler la biblioteca, entrevista esta que recogemos aquí:

Periodista: Me encuentro con un peregrino bávaro que ha venido a oler la biblioteca de Hans Honnelflofsansden ¿No es así?

Peregrino: Fertivamente.

Periodista: ¿Y que le ha parecido?

Peregrino: Ahí dentro huele a chotuno, las repisas tienen mierda para parar un tren y no nos han dado camisetas ni canapeses ni ná.

Periodista: Vaya hombre… ¿Bueno, le ha gustado la visita entonces?

Peregrino: Fertivamente.

Cronistas de la época mantienen que Fertivamente es un vocablo que se refiere al estiercol bávaro y a la sensación que se tiene al caer de boca en un montón, pero no hay nada que lo corrobore.

Siguiendo con la historia de nuestra protagonista de hoy, Maria Escupida Enlacara, hay que decir que el día que vino al mundo nació, coincidencia esta que agradó a todo el mundo menos a su madre, que murió en el parto. Su padre, afamado músico que tocaba los platillos en la orquesta de mancos del Rhin, la “Rhin Mankorkestën”, poniéndose un platillo en la cabeza y usando el brazo que le quedaba para hacerlo sonar, quedó compungido meses despues cuando conoció esta noticia, pues estaba en Europa haciendo una gira conjunta con la vocal “Munich Castratovocalrïen”. Tan compungido quedó, que se fugó con un transexual cubano que trabajaba como masajista en la coral. Fechas mas tarde contrayeron matrimonio y hemorroides el uno y desgarro de la piel escrotal el otro.

Maria Escupida Enlacara ingresó como sustituta de arado en una abadía al norte de la provincia. Su tarea consistía en agarrarse a las cuerdas de los bueyes, y con sus pies, enfundados en los calcetines que hasta treinta años despues no se quitó, arar los campos. Desgraciadamente, los mozos del pueblo lo confundieron y en vez de sustituta de arado creyeron que entró como prostituta de agrado. Así, los mozuelos le proponían intercambios de fluidos a cambio de dinero, que María Escupida aceptó de buen grado. Es por esto que a Maria Escupida Enlacara jamás le faltó el calor humano, ya fuese en versión “Feistufeis” o en “Noteveolacara, la espalda namá”. A base de arar por la mañana y prostituirse por las noches, se granjeó una notoria fama de guarra en varios sentidos, aunque el que más sentía la gente ya al acercarse al pueblo era el que se refiere a la higiene personal, pues con tanto trabajo no tenía tiempo de asearse, aunque un inglés que yació con ella no paraba de hacer referencias al asseo de María.

Empujado por la notoriedad de María y las muertes por asfixia de los vecinos de esta, el alcalde del pueblo, don Benito Tomidaca, publicó el siguiente bando:

Bando del alcalde

11 de junio de 1920

Por la presente, se hace saber:

– Que el bando del alcalde espera a cualquier otro bando que tenga lo que hay que tener esta noche en el descampao de detrás del camapanario, que mecagonminación como coja alguno.

– Que las obras de la piscina ya han empezado, y esperamos tenerlas listas para las olimpiadas del 92.

– Que se lave la guarra.

Firmado:

El alcalde.

Desgraciadamente para don Benito, el bando contrario era mas numeroso, estaba mejor preparado y llevaban garrotas, de ahí que se acuñase la ahora en deshuso expresión de “Te voy a dar más que a don Benito”.

Maria Escupida Enlacara, que no tenía olfato para nada pero sí para los negocios, comprendió que aquella contrariedad le podría dar sus frutos, así que fijó fecha para el año siguiente y aprovechó para sembrar fresas en los calcetines, que efectivamente, dieron sus frutos.

En notoria convocatoria en la plaza del pueblo, un año despues, se congregó todo el mundo espectante al acontecimiento. Maria escupida subió al escenario que para tal evento se habilitó, y antes de proceder a su baño público (y púbico), leyó el siguiente comunicado:

“Compañeros, vecinos, todos me conoceis.

Vuestros maridos, me conocen.

Vuestros hijos, me conocen.

Vuestros nietos, me conocen.

Vuestras mujeres, me conocen.

Vuestras cabras me conocen y vuestros potros me conocen.

Me conocen más allá de la era y me conocen debajo del puente.

Me conocieron los que se fueron y me conocen los que están.

Vuestros parientes lejanos se me han puesto cercanos y no hay par de huevos de esta bendita tierra que no me conozca. Sólo he de deciros que gracias a mi jigo he puesto este pueblo en el mapa, que la gente viene de lejos a conocerme y que el que no me ha conocido, tiempo ha tenido.

Porque sí, dejo esta vida de vicio y arado, y a partir de ahora me voy a dedicar a mis labores, que básicamente van a ser hacer lo mismo que ahora, pero lavándome en vé en cuando.

Y para que así conste, lo firmo a dia puntopuntopuntopuntopunto del año puntopuntopuntopunto … ¿eh? Ah, que los puntos son para que los rellene yo… Bueno, que eso, que a partir de ahora pongo a dios (que me conoce) por testigo que nunca más volveré a echar peste”

El pueblo enfebrecido, por tufo de los pies sobre todo, estalló en una aclamación como no se recuerda, porque nadie se acuerda de la aclamación aquella. Cuando procedieron a desnudar a Maria Escupida, hizo falta la ayuda del herrero, el carnicero y el cura, que tras aquello se hizo portero de discoteca ya que según él “Había visto al diablo y no podía ganarle”. El jardinero del pueblo participó en la poda del vello púbico, gracias a lo cual el monaguillo del pueblo recuperó sus gafas y el alcalde un R5 amarillo que dió por robado años atrás.

Hoy se conservan en perfecto estado de putrefacción las ropas de Maria Escupida Enlacara, y estan expuestas en el desierto museo de la guarrería y el desagradibilismo, que está en aquella misma provincia.

De Maria Escupida ya sólo se supo que se casó a la edad de 72 años con un conde bizcotuerto monguer que pasaba por allí y que no la conocía porque había estado estudiando en Francia, aunque fue tirar el dinero, según su propio padre.

Sus restos descansan ahora en el cementerio del pueblo, con el epígrafe de “Ahora huelo mejor que en vida, lo que son las cosas” .

Descanse en paz.

Sata_Nick, el muerto redivivo.

Anuncios

12 comentarios en “Maria Escupida Enlacara: esa mujer (guarra)

  1. ¡Clámores y vítores! ¡Loor y Gloria Fuertes al escriba! Asi era el barrunto que se oia por las plazas de españa y parte del extranjero.

    ¡Autor! ¡Autor!
    Gritaba un coro de sordomudos de las hurdes, con lagrimas en los ojos tras la escucha del relato.

    María Escupida en la cara, todo un ejemplo de mujer. Si bueno o malo, ya no lo se.

    PD.
    Como lo lea una del instituto de la mujer nos cierran el blog.

  2. Bicho

    Creo que las del instituto de la mujer deberían tomar muestras de ADN del coño de María Escupida y hacer clones de ella. Ojalá todas las mujeres de hoy en día fueran tan golfas y se lavaran el toto tan poco.
    Ya de camino quiero romper una lanza y dejar los trozos tirados en mitad de la carretera para que los camiones se pinchen las ruedas al pasar.

  3. Mapashito

    Qué pena que todos esto no hubiera pasadao 100 años después. Me hubiera gustado “conocer” a la tierna Mariquilla y quedarme a dormir dentro del R5 amarillo, que ahora lo de laas hipotecas y las viviendas están mu chungas pa los jovenes. Seguro que si Mariquilla viviera en el 2007 en vez de echarse colonia Nenuco se echaría colonia Negruco.

  4. satanick

    Se echaría “Eau d’Ojet”, que es mu fina esa colonia. La venden en garrafas de 8 litros.

    Por cierto bicho, hay aquí un señor camionero que dice nosequé de la lanza y la puta que parió a paneque ¿Que le digo?

  5. Buenísimo tia XD

    Aparte de que usas un lenguaje soez, perdón, un MARAVILLOSO lenguaje soez, veo en la historia que no te cortas un pelo y eso es algo que me pone palote también.

    Te voy a decir eso que tantas veces he oido:

    ¡Sigue así, sigue así, no te pares ahora! 😀

  6. John McKlain

    Pensandolo bien, creo que hay que hacer una aclaración:

    ESTO ES UN BLOG DE HUMOR SURREALISTA, NO UN PUTO CONSULTORIO SENTIMENTAL, JORDAN.

    Asi que vuelvete a la NBA y a meter tiritos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s