Thortamon, tierra ignota: Capítulo I (palito)

Cuando el mundo era aún joven, muy lejos, lejísimos, más lejos aún que “en el quinto pino” y que “a tomar por culo”, más lejos que “donde cristo dio las tres voces” e incluso de “donde perdió las chanclas”, había un lugar, Thortamon, un reino de fantasía en el que la valía de un hombre dependía únicamente de la valentía que albergase en su corazón y de la fuerza de su brazo, pues en aquella tierra ignota, todo se resolvía a guantazos.

Y en aquella tierra salvaje, en aquellos páramos rodeados de montañas paramosas, paramosas que iban a lavar al rio, que eran unas galletas con forma de flor con un bujero en medio, rosquillas, vale, pero a mi que me den los bujeros que me gustan, reinaba un cruel brujo-mago, apoyado por las bestias que conjuraba del submundo inferior, y si tiene cojones alguien que me muestre un submundo superior, imponía con mano férrea su mandato de pupa, susto y puteo… er… quiero decir… de dolor, miedo y opresión.

Pero lo que menos se podía oler Brifidon, el malvado tirano, era su propio ojete, porque no se llegaba. La siguiente cosa que no se podía oler era que un pequeño pastorcillo, chiquitillo, del tamaño de un iguok pero con menos pelo, sería una seria amenaza a su reinado de caca y peste… er… esto… de inmundicia y hedor.

Cabrero era su padre, un mediano de nombre Jacinto, cabra era su madre, que se llamaba Dorotea, aunque sus amigas las llamaban Beee y Jacinto la llamaba cuando se empalmaba.

Por una extraña circunstancia, Dorotea se quedó preñada y tuvo al año y medio a un muchacho de doce años que nació de forma natural al caerse de una higuera, ya siendo un chico muy maduro. Su padre al verlo le puso de nombre Peligo, conjunción de “Pelo”, del que tenía el cuerpo lleno y de “Higo”, en honor a su procedencia.

Peligo creció contento y feliz cumpliendo años hasta que, por avatares de la vida, a la edad de veinte años, empezó a cumplir los años para atrás hasta volver a los doce, que comenzó de nuevo a cumplirlos para adelante. Esto llamó la atención de Justiano, un gran mago que vivía encima de una torre, aunque en la planta baja tenía una salita con un sofá cama y cocina americana donde hacía vida, porque subir tantas escaleras era un coñazo.

Justiano tomó bajo su tutela a Peligo, con el beneplácito de su padre Jacinto, aunque este se negó para luego acceder despues de que Justiano le echase una maldición que consistía en hacer creer a la pelona de Jacinto que era el asa de un botijo, lo que causaba que cada dos por tres se encontrase autoviolado por su propio cacharro de hacer pipí.

Peligo aprendió mucho al lado de aquel mago, fueron ocho años maravillosos, tras los cuales volvieron a pasar otros ocho años horribles porque empezó a olvidar lo aprendido conforme cumplía años para atrás.

El día de su doceavo cumpleaños, Justiano lo echó de casa dándole una patada en el culo y con un sonoro “Vete a tomar por culo niño de los cojones” que le perseguiría siempre clavado en su alma. La muerte de su madre Dorotea y la huida de su padre Jacinto al verle llegar, le dieron la oportunidad de quedarse con el negocio familiar, pastoreando cabras, ajeno a que el, en su inocencia, tenía la llave para liberar al reino de la tiranía de Brifidon, que tenía activos y elecaseis inmunitas.

Anuncios

3 comentarios en “Thortamon, tierra ignota: Capítulo I (palito)

  1. mapashito

    mandato de pupa, susto y puteo 😀 :D. Pues creo que en la torre de Justiano estuve yo una vez cuando me fui de viaje a Plenswok, la ciudad que estaba al lado de Thortamon, más que al lado estaba pegada con fixo de lo cerca que estaba. En Plenswok es todo diferente, en vez de cabras hay cabrones, y en vez de magos, hay gomas, que son como los magos pero dichos al revés

  2. Eva

    Una historia muy imaginativa, mezcla de cuento clásico y surrealismo puro, tan llena de detalles que no cabe uno más. Me ha hecho gracia lo de “caca” y “pupa”, a quien me recordará…
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s