Cuento Indeleble: El caldo es de pollo

Reunidos en torno a la mesa estaban Fabián, su amigo del alma, Doroteo, su compañero de piso y el mismo, Fransmineo. También estaban Aeki Utatnom, la nórdica que vivía en su misma planta, María de las Mercedes Benz, una amiga de la infancia y Natalia Confresarias, la chica más dulce que habían conocido.

Fransmineo, haciendo flashback sobre si mismo, recordó como había empezado todo. Aquella tarde se le había echado el tiempo encima, pero incluso con el peso del tiempo sobre su espalda, pudo bajar al Mercadonia y comprar algo para cenar. Como su prespuesto era limitado en lo que es el concepto de dinero llegando incluso (conjunción copulativa) al nivel de “Registra mi casa y si encuentras algo me das la mitad”, sólo tenía para comprar bricks de Caldo de Pollo y pan duro del día que lo hicieron.

Ni corto ni tampoco es decir, porque total, para qué, Fransmineo, al llegar a casa, llamó a sus amigos para proponerles una cena temática. El tema sería “Cena franciscana canina”. Sus amigos, que aunque eran amigos suyos, eran unos modernos de estos que comerían mierda si en la revista “Staffa” decían que estaba de moda, no lo dudaron ni un momento y se apuntaron. Para que os hagais una idea del tipo de modernos a los que me refiero, son del tipo de gente que dejaría de hablarte si te compraras unas gafas de alambre. Mientras llegaban, vertió el contenido de los bricks en una olla que todavía no se le había ido y le desmigajó el pan por encima, para hacer sopas. Como se quedó dormido, se olvidó de encender el butano, así que tuvo que calentarlo a peos.

Ya una vez allí mientras cenaban, Doroteo, por aquello de romper el hielo (cosa que por otra parte se le daba igual de bien que a un oso pardo cortar una tarta de boda con un boli bic mientras una zarigüella le araña la glotis) dijo:

– Mmmmm… riquísimo… sabe como el caldo de mi abuela.

Todos se sorprendieron entre otras cosas porque Doroteo era mudo, pero mas que por eso, se sorprendieron porque desconocían que Doroteo tuviese labios bajo aquel casco de Darth Vader que llevaba siempre.

– No, eso no es posible – respondió Maria de las Mercedes Benz – sabe igual que el caldo de mi abuela

– No way! It tastes like my grandma’s caldo de pollo – dijo Aeki, mientras tomaba la sopa con una cuchara Skruvka que se tuvo que montar ella misma.

Fabián, que tenía la boca llena de las sopas de pan, que roncaban porque estaban sopas, respondió.

– ¡Fralfzo! ¡Fzabfe fomo ef fatzfdo de mfi ambfuelaf!

Natalia Confresarias no lo pudo soportar más y dijo.

– ¡O sea!

Mientras tanto, Fransmineo lloraba amargamente, o mas que amargamente, saladito, mientras se compungía en su asiento.

– ¿Que te pasa, Fransmieno? – dijeron todos a coro, levantándose las nalgas de las sillas y subiéndose a la mesa en perfecta coreografía.

– A todos os sabe como al caldo de mi abuela…

De nuevo, todos, colgándose cada uno de un aspa de la lámpara con ventilador hecha de nacar y dando vueltas, preguntaron:

– ¿Y qué?

– Que a mi abuela me la comí yo sólo.

Los invitados bajaron del ventilador dando un doble mortal con tirabuzón rubio hacia atrás, para caer en el sofá partiéndose el cuello al unísino, mientras preguntaban:

– ¿Sólo?

Fransmineo, viendo a sus amigos fallecidos pero esperando una respuesta, respondió:

– No… con pan…

Anuncios

16 comentarios en “Cuento Indeleble: El caldo es de pollo

  1. Y es que el caldo de la abuela es mucho caldo, amigos. Esto se sabe desde que allá por el año cuatro antes de ayer lo descubriese en una alacena rosada Benito Perez Caldos, procer y homeopata de balde.

    Tio, esto de la escritura automática es un peligro 😄

  2. mapashito

    Bendito cabronazo, y no te lo digo porque te llames Dito y quiero que vengas, si no porque has puesto un 12 sobre 10 (hagan sus apuestas señores, hagan sus apuestas…) en la escala flinsworosa de medición de los cuentos indelebles, que como todo el mundo sabe, son los que no se deleblen.
    Muy bueno tio, la curiosidad ha hecho que al final me conecte a interneto desde el ordenador que nunca quise conectar. Así que acabo de perder la virginidad cibernáútica de mi ordeñador. Joder, que sarta de tonterías acabo de soltar por la cara, del verbo by the face.

  3. Bicho

    Ingenioso artefacto linguïstico el de Ikea…me viene a la mente un bello juego de palíndromos, que no tiene nada que ver, pero que me sale de los cojones ponerlo:

    “¿Acaso comeré mocos acá?”, “Allá, cada gorda drogada, calla” o “Arena mala me da de mala manera”

    Pero el que más me gusta es este, una frase escrita en latín que al revés tiene sentido en español: “a el o leuq lesallo pilig”

  4. “Nagro molu crop nedet Euq”

    Juraría jurarae juraris que esto fue lo que le dijo Bruto a Julio Cesar antes de pegarle la puñalá, pero no lo encuentro en la wikipedia.

    Ya sabeis amigos, si no está en la wikipedia, está en tu imaginación.

  5. Pero al final se los dejaron a medio comer, porque la burra tenía muy mala leche, así que se fueron a un Burrikin a comerse un whopper, pero no pudieron porque no tenían, así que el le dijo a ella “Cómeme la polla”, ella respondió “Venga, un sixty nine”, y al final se canibalizaron uno al otro.

  6. aniramita

    A quince leguas de Pinto
    y treinta de Marmolejo
    existe un castillo viejo
    que edificó Chindasvinto

    Lo habitaba un gran señor,
    algo feudal, algo bruto,
    se llamaba Sisebuto
    y su esposa Leonor

    Y Cunergunda su hermana
    y su madre Berenguela
    y una tía de su abuela
    atendía por Mariana

    Y su cuñado Vitelio
    Y Cleopatra su tía
    Y su prima Rosalía
    Y su hermano mayor Rogelio

    Era una noche de invierno
    Noche cruda, noche tenebrosa
    Noche atroz, noche horrorosa,
    Noche fría, noche helada,

    Noche llena de amargura,
    Noche infausta, noche airada
    Noche triste, noche oscura.

    En un gótico salón
    Dormitaba Sisebuto
    Y un lebrel seco y enjuto
    Roncaba en el portalón

    Con quejido lastimero
    El viento afuera silbaba
    Y a lo lejos se escuchaba
    El furor del aguacero
    Cabalgando en un corcel
    De color verde botella
    Raudo como una centella
    Llega al palacio un doncel

    Empapadas trae las ropas
    Por efecto de las aguas
    Como no lleva paraguas
    Viene el pobre hecho una sopa

    Salta el foso, llega al muro,
    La poterna está cerrada..
    -¡Me ha dado mico mi amada!-exclama
    ¡Vaya un apuro!

    De pronto algo resbala,
    Siente, siente sobre su cabeza,
    Levanta el brazo y tropieza
    Con la cuerda de una escala

    Sube que sube que sube,
    Trepa que trepa que trepa,
    En brazos cae de un querube
    La hija del Conde: ¡La Pepa!

    En lujoso camerín
    Introduce a su adorado
    Y al notar que está mojado,
    Lo seca bien con serrín.

    -¡Lisardo, mi bien mi anhelo!
    El único ser que adoro
    El de los cabellos de oro
    El de la nariz de cielo

    ¿Qué sientes encanto mío?
    ¿No sientes nada a mi lado?
    Y el responde
    _Siento frío, ¡estoy helado!

    ¿Frío has dicho? ¡Eso me espanta!
    ¿Frío has dicho? ¡Eso me inquieta!
    No llevarás camiseta ¿verdad?
    Pues toma, ponte una manta

    Y ahora hablemos del cariño
    Que nuestras almas disloca
    ¿yo te amo como una loca!
    ¿yo te adoro como un niño!

  7. aniramita

    A 4 leguas de pinto y 30 de Marmolejo, existia un castillo viejo, que edifico Chindasvinto, pertenecia…. aun señor algo feudal, algo bruto, se lamaba.. Sisebuto. Su esposa Leonor, una hermana berenguela, un cuñado Quiterio, su hijo mayor Rogelio y una hermana de su abuela… que atendia por Manuela. Era una noche de invierno, noche fria, tenebrosa, noche atroz, noche espantosa. En un gotico salon, dormitaba Sisebuto y un lebrel seco y enjuto roncaba en el portalon. Con gemido lastimero, el viento afuera silbaba e imponente se escuchaba el sonido del aguacero. Cabalgando en un corcel de color verde botella, raaaaaaaaaaudo como una centella llega al castillo un doncel, empapadas trae las ropas, por efecto de las aguas, como no lleva paraguas, llega el pobre exo una sopa. Llega al foso, salta el muro, la poterna esta cerrada: ¡me ha dado mico mi amada!, exclama ¡vaya un apuro!. De repente algo que resbala siente sobre su cabeza y tropieza con la cuerda de una escala. “ahhh¡¡¡ -grita con fiero acento- ahh¡¡¡ -grita victorioso- ahhh- vuelve a decir gozoso- ahh¡¡ ahhh¡¡¡ ahhh¡¡¡ y asi hasta ciento. Sube que sube que sube, trepa que trepa que trepa, en manos cae de un querube, la hija del conde… LA PEPA¡¡ Que en lujoso camerin, introduce a su adorado, al notar que esta mojado lo limpia bien con serrin. “lisardo, mi bien, mi amado, único ser que yo adoro, el de la nariz de cielo y el de los cabellos de oro, ¿que sientes lisardo mio? ¿que sientes, mi bien, mi amado?” “Siento frio” “Frio as dixo¡¡¡? eso me inquieta¡¡¡¡ frio as dixo?¡¡¡ eso me espanta¡¡¡¡ no llevaras camiseta? pues toma esta manta” y le dio una servilleta. “y ahora ablemos del cariño que a nuestras almas disloca, tu me quieres como un niño, yo te amo como una loca, hija soy de Sisebuto desde mi mas tierna infancia, y aunque es mucha su arrogancia y aunque se a lo que me expongo, huyamos, vayamos al congo a ocultar nuestros amores.” “Bien has dixo, bien has hablado, huyamos aunque se enojen, y si algun dia nos cogen, ¡que nos kiten loo bailado!”. De repente se abre una puerta excusada, y entra un hombre, luego un can, luego nadie, luego nada…. “¡¡¡¡¡¡¡¡HIJA INFAME!!!!!!” Ruge el Conde: “¿¡¡¡donde as dejado mi honor?!!! ¿donde? ¿donde? ¿donde?, y tuuuuu cobarde villano, repara como señalo tu cara con los dedos de mi mano” chasss. Y sacando un puñal, clavole el cortante acero junto a la espina dorsal, el pobre, naturalmente, ladiño como un conejo, ella fruncio el entrecejo y enloquecio de repente, de resultas del espanto el perro no llego a tanto, pero le falto muy poco………

    Y aqui se acaba esta historia, veridica, interesante, romantica, fulminante, de aquel castillo viejo que entenebrece el recinto, a cuatro leguas de pinto y treinta de marmolejo. FIN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s