Cuento indeleble: Hache no hay más que una

Tengo una hache. ¿O debería más bien decir soy una hache? Es una hache de cartón, de esas finitas que cuando la ves por delante y por detrás dices: ¡coño, una hache!. Es una letra plegable, pues a pesar de sus grandes dimensiones, te la puedes llevar de bolsillo. Incluso la puedes convertir en otras letras, como la I mayúscula o la T mayúscula. Es, digamos, mayúscula y minúscula en su misma esencia, por lo que la podemos usar en la palabra habichuela, que aunque no es esdrújula habla por la a de atrás.

También, como su propia forma indica, es una hache intercalada, de esas que siempre están en medio de todo el mundo, que están ahí pero que no dicen nada. Es más, si te la pones a tu izquierda se que da callada, como muda. Y claro, eso le jode, pues la tía quiere decir cosas pero no sabe expresarse con el volumen suficiente, por eso nadie la escucha.

He aquí la cuestión. Siempre se ha pasado la vida buscándo una c. Una de esas de medio pelo, como de media circunferencia, redondita, ni muy mayúscula ni muy minúscula, una cosa normal. Claro, con la c ya dice algo, aunque solo sea un chhhhhh. Pero el resto de letras se molestan, pues piensan que para mandar callar, que mande callar a su madre con acento, tilde, e incluso diéresis. Y diéresis lo que diéresis, diéresis al cuadrado.

Por esa simple cuestión tiene que asociarse con vocales de mal vivir como la a de puta o la e de domingo. Eso le pasa factura, tanto que cuando llega a fin de mes tiene que vender partes de sí misma para ir tirando. Así, mes a mes, su cuerpo va menguando como un lenguando sin ene intercalada, hasta quedarse en los huesos consonánticos, es decir, más plana que una tabla de planchar de perfil.

Hache se hizo famosa en televisión en programas como Noche Hache, Humor se escribe con Hache y en series de flá de limón como el Map-ache (mapashito quiere un purito). Digamos que el éxito se le subió al palito superior derecho. Iba mirando a las demás consonantes con su ojo de goma, con la bufanda rapá pa trá, y con aires de mayusculidad. Y claro la F ya no podía más. Le tenía unas ganas inmensas. Siempre estuvieron muy unidas. Tanto que la F, que es una abuela suya latina, mantenía unos lazos de sangre increíbles. Vamos, que la hache a pesar de ser nieta de F, nació de ella. La gente se cansaba de la F y empezaba a aspirarla. Y así palabras como Falar se convirtieron en hablar, felícula se convirtió en helícula*, facer en hacer o Flinswor se convirtió enWorflins, que ahora es una productora de helículas como Movierecord o Universal, la cual no lleva hache antes de la u porque se le cayó al tropezarse con un socavón del metro.

Es que ocurrió como os digo, esasín**. Ella empezó a prodigarse en dichos y locuciones: que si por hache o por be, no decir haches ni erres, llámelo hache, … Se creía importante. Hasta que un día, harta de la hache, la F se buscó la compañía de las vocales y consonantes de las calles del barrio. Cogieron cada una un palo u artilugio similar y se pusieron en fila india, al más puro estilo Aterriza como Puedas, para atizarle a la hache.

Quedó dolorida, magullada, llena de moratones, cardenales, obispos y avispas (que son las mujeres de los obispos). Desde ese día no dijo ni mú, que es lo que suelen decir las vacas cuando tiene hambre.

*Helícula: película o flirm suspendida en una hélice helicoidal sustitutiva de tal manera que todos los telespectadores puedan verla mirando hacia arriba. Y que además, por su propia idiosincrasia sirve de aire acondicionado o sin acondicionar.

**esasín: asesino británico electrónico

Hache de Mapashe

Anuncios

2 comentarios en “Cuento indeleble: Hache no hay más que una

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s