Quién dijo qué. Capítulo Viejuno.

Era tarde. Una vez más.

Carlitos tenía una entrevista de trabajo y se había quedado dormido como un lirón. Que ahora que lo pensaba, en su vida habia visto uno, ni despierto ni durmiendo. Durmiendo el lirón, se entiende. Y es que es normal, con los nervios te tiras toda la noche dando vueltas como un pollo en un asador y cuando va a amanecer coges el sueño y luego no te despierta ni el tato.

El tato era el vecino de arriba, un jevi franquista y amante de los toros que le alegraba las mañanas a ritmo de Extremoduro, Soziedad Alkoholika, La Polla Records y Falete, que suponemos que viene de falo ridículo. El tato era todo un ejemplo de incongruencia, la incongruencia misma con patas y flequillo engominado. Falete es todo un ejemplo a no seguir. Aunque claro, eso va en gustos.

Lo curioso es que aquel dia tambien se habia quedado dormido el tato. Y el loco del segundo. Y la señora de las cejas gordas y los dos perritos detestables. Y el gordo del 4º-A, que no se lavaba desde que Carmina Ordoñez empezó a fumar porros. Incluso se habia quedado dormido el del Ático, que era insomne. Algo no iba bien. Mucho sueño para un bloque de vecinos en un dia de diario. Pero a lo que vamos…

-¡Mierda puta! ¡Son las doce!.

¡Plaf!.

Carlitos miraba el despertador con gesto desencajado. Desencajado de la ostia que se habia metido en la mandibula al caerse de la cama.

-Gñeñegarl…

Ante lo cual su madre dijo espantada:

-¡AyCarlitoshijodemialma!.

Y el respondiole:

-Gaaa…

Y no volvieron a tener un dialogo coherente hasta que le pusieron la mandibula en su sitio en urgencias. Aunque estuvo a punto de volver a desencajarsele un par de veces mas, ya que le atendió una médica en practicas que parecia sacada de un capitulo de Pasión de Gavilanes. La chica iba con sus botas camperas, sus vaqueros, su bata verde y su sombrero de cowboy. Ese era el único parecido con las féminas de Pasón de Gafañanes, ya que tenia el culo como un ropero empotrado de seis puertas, unas gafas con más mierda que la que tenia en los vaqueros y unos brazos con mas pelo que los de Lobezno cuando lo dibujaba Madureira.

Eso si, la muchacha era agradabilísima. No asi su olor corporal que era todo lo contrario.

-Joder que mala suerte.- le decia Carlitos a su madre mientras iban en el taxi, de camino a casa. -Esta mañana tenia una entrevista de trabajo a las diez y yo no se que leches ha pasao que me he quedado frito, no he oido el despertador y tampoco la jodía música del tato. Ni siquiera los ladridos de los perros de la cejas.

-Es rarísimo, yo me he despertado un rato antes de que te cayeses al suelo, y siempre duermo poco y me levanto temprano.

-Nada, que parece que hoy no era mi dia. Luego llamaré a la empresa a ver si me quieren recibir otro dia. Les contaré lo de la caida a ver si cuela.

-Bueno nene, ya estamos en casa.

-Menos mal.

-Son 12 euros.

-Pero mamá… ¿me vas a cobrar?

-El mundo del taxi está en crisis, o me abonas o atente a las consecuencias.

-No, si lo de la crisis lo llevo oyendo desde pequeño… anda toma.

-Hasta la noche nene.

-Adiós.

La madre de Carlitos partió hacia una jornada de aventura al volante mientras este se preguntaba que coño hacia su madre conduciendo un taxi y donde estaría el dueño del vehiculo. No le dió más vueltas al asunto porque algo llamó poderosamente su atención.

-¡CARLITOS!

Era el loco del segundo, que salió de detrás de una maceta en la que se escondía acechante.

-¡Joder que susto me has dao Cipriano! ¡Que sea la última vez que me gritas de color naranja!

-Pero si se lleva mucho ahora en internet, hombre…

-¿Que coño quieres?

-Te has quedado dormido esta mañana ¿verdad?

-Pues si…- Dijo extrañado.

-Yo tambien. Y todos los vecinos. Esto no es normal, aqui pasa algo. Yo creo que nos han puesto algo en el agua. O en los pomos de las puertas. O igual ha sido un gas. O un virus mutante. Aqui pasa algo gordo, me cago en mi padre. Esto es cosa de los judeo-masones… o de los extraterrestres… o de la banca mundial… si, seguro que han sido ellos. O esos hijoputas del gobierno en la sombra. ¡Estamos a su merced, Carlitos! ¡No hay escapatoria!.

-Vale vale, pero sueltame la camiseta que me estaj ahogandooaagh…

-Perdona hombre, es que estas cosas me ponen muy nervioso.

-Nada, no pasa nada. Esto del sueño habrá sido una curiosa coincidencia, nada más.

-No no no. Esto no es la primera vez que pasa. He oido de casos similares, he leido cosas espeluznantes en internet.

-¿Tu también lees Libertad Digital?

-Nada mas levantarme.

-Que digo yo. Ya que estás enterado de estos temas ¿porqué no sigues investigando y si descubres algo interesante me lo cuentas?.

-Buena idea si. Voy a casa a buscar en la red y a hacer unas llamadas. Hasta luego.

-Venga, hasta ahora.

Cipriano el loco salió raudo como un cobete en ferias, subiendo los escalones de tres en tres y pasando por los rellanos con la espalda pegada a la pared. Cerró su piso de un portazo. Tras la puerta se oia el traqueteo de candados, cadenas y cerraduras, luego cómo bajaba las persianas, después cómo hacia unas llamadas al chino de la esquina para pedir comida, a una peluquería al azar de las paginas amarillas y a información horaria, para despistar a los que le tenian pinchado el telefono. Osea, nadie.

Carlitos llegó hasta su puerta pensando en lo mal que estaba su vecino. Al intentar abrirla un escalofrio le recorrió la espalda. Algún gilipollas se habia dejado abierta la ventana del rellano en pleno mes de Enero.

-Esto ha sido la cejas, como si la viera.

Tras entrar en casa y llegar a su habitación tuvo la sensación de que faltaba algo. Pasó unos minutos intentando averiguar que era, pero se dió por vencido. Se disponia a navegar por internet un rato cuando cayó en que lo que faltaba. Era la silla del ordenador, y así se lo confirmaban sus posaderas y su coxis dislocado.

Para Carlitos ya era tarde. Una vez más.

—————————————————–

Y como lo prometido es etereo… ¡TETAS Y TOTOMINO!

Anuncios

11 comentarios en “Quién dijo qué. Capítulo Viejuno.

  1. John McKlain

    Que se espante de lo que escribimos, no que se espante de nosotros y se vaya del pais.

    Que lo entiendes to al revés. 😛

    O a lo mejor me explico yo al revés, ya estoy en la duda…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s