Quién dijo Qué. Capitulo Secundario.

Un dia más, un dia menos.

Eso venía pensando Carlitos mientras andaba el camino de vuelta a casa desde las oficinas del Instituto Noruego de Espasmos Monetarios (INEM). Un dia más en el paro y un dia menos que le quedaba de subsidio por desempleo.

Habian pasado ya varias semanas desde que el infortunio, ejerciendo su papel de agonías hijoputa, le impidiese presentarse a una entrevista de trabajo que pintaba bastante bien (varias exposiciones en el CAC la avalaban, aunque ahora que lo pienso el exponer ahí no implica que sepas pintar). Cuando llamó para contarle sus penas a los de la empresa en cuestión, le dijeron que ya habian contratado a otro tio más listo, más guapo, más alto y con más titulos que él. Pero a él le gustaba pensar que seguramente el elegido sería un tio imbecil, bajito, feo y con enchufe. Triste consuelo, o Sad withfloor en el idioma de Chespir (que de pequeño era mas conocido como El Chavo del Ocho).

Al llegar a su calle pudo ver a un grupo de vecinos congregados delante de su portal y un furgón policial con las luces rotativas puestas, como en las series yankis. Incluso pasaba por alli un tio que, de perfil y a lo lejos, se daba un ligero aire a Jack Bauer, el personaje que hace de Kiefer Shutherland entre rodaje y rodaje.

-¿Que ha pasado?- Preguntó Carlitos a los congregados anteriormente mencionados, tambien llamados vecinos según el dia que tengas.

-Nada, que por lo que me ha dicho un policia, han pillado al loco del segundo en una red de pelerastas de esos. No me extraña ni mijita…

-Desde luego. Me acuerdo yo de que cuando me lo cruzaba con mis niños, nos daba los buenos dias a todos.

-Digo el tio…

-Es que tenia toa la cara de sátiro antiguo…

-Que poca vergüenza…

-Hay que ver…

Los gritos de Cipriano, al que traian escaleras abajo, reverberaban en el portal convirtiendose en un galimatias-prats-padre ininteligible.

-¡Soy inofente! ¡Inofente! ¡Yo no se nada de niños, a mi me gustan las señoras jamonas! ¡El gobierno viene a por mí porque he descubierto la verdad! ¡Asesinos, hijos de puta! uta uta…

-¡Calla coño!- Increpaba uno de los policias, zarandeandolo.

Cipriano no paraba de revolverse mientras le empujaban hasta el furgón. Al pasar junto a Carlitos se le quedó mirando fijamente y le dijo en voz baja:

Sarai quiere a Jonathan.

Carlitos se quedó con el culo torcido.

Cipriano continuaba proclamando su inofenfia aun desde el interior del furgón, que ya estaba en marcha. A Carlitos le pareció ver que le tapaban la boca con algo que le hizo callar subitamente. Hasta pareció desplomarse hacia un lado. Pero vamos, que a través de los cristales enrejados no se veian poco mas que sombras.

-Vaya imaginación que tengo.

Los vecinos ya se estaban dispersando y él seguia dandole vueltas a la absurda frase de Cipriano mientras veía alejarse el furgón, que iba provocando veinte accidentes de tráfico por minuto a su paso, como en las series yankis. Al cruzar la entrada del portal algo llamó poderosamente su atención.

Uno de los maceteros tenia la siguiente pintada:

SARAI ♥ JONATHAN

Carlitos se acercó y no vió nada extraño. Esperó a quedarse solo. Le echó un vistazo mas a fondo. Nada entre las hojas. Nada en la maceta. Nada debajo. Empezó a tantear la tierra. Encontró algo extraño. Algun guarro habia usado la maceta de cenicero. De pronto notó un pico de plástico. Empezó a tirar y sacó un DVD-R de marca princo (por el culo te la hinco) metido en un forro transparente. El disco tenia escrito “MAJIC 0E0E 90210 SDV-PCDC ACK³” con rotulador naranja indeleble, un color muy de moda. Tiró el sucio forro y se guardó el disco en un bolsillo mientras subia las escaleras.

Al pasar por el segundo pudo ver a los policias en frenética actividad, sacando cajas con papeles y tarrinas de discos a la puerta del piso de Cipriano, mientras un tio con gabardina daba indicaciones y la vecina de enfrente espiaba por la mirilla, pensando que no la veian y regocijandose por ello, sin ser consciente de su triste existencia o de que se le estaba pegando el arroz en paella. Pero esto de la vecina no deja de ser un detalle sin importancia puesto para rellenar.

El hombre engabardinado (¿Existe esa palabra?. Y si me la acabo de inventar… ¿existe por ello o hay que esperar a que la incluyan en el diccionario de la RAE para poder decir que existe?) repartia ordenes a diestro y siniestro, con una maestria que solo tienen los que nacen con ella o han hecho un master de maestría aplicada en la universidad de Wellsinfor Hamillton Brannaghaus, a partir de ahora Wellsinfor Hamillton Brannaghaus University GCC.

-A ver, descolgadme los cuadros tambien, no vaya a haber algo por ahí. Angelote, traeme un café del bar de la esquina, que a esta hora tendria yo que estar durmiendo la mona y no revolviendo este cuchitril.

-¿Del bar de la esquina? ¿el de las paredes con tres dedos de mugre?.

-El mismo.

-Qué estomago tienes, Gómez.

-Mira, eso no me lo habian dicho nunca…

Carlitos llegó a casa pero no veia a su madre. Sin embargo la televisión del salón estaba puesta. Unos periodistas con complejo de Cherlok Jolms hablaban sobre cosas de las que no tenian mucha idea, dando supuestas informaciones exclusivas y destapando secretos sumariales por doquier. La presentadora estaba buenisima, por otra parte.

-Vaya tela como está la rubia.

Miró por toda la casa pero no encontró a su madre. -Bueno, habrá salido a comprar. Mejor, asi veo que hay en el disco sin que me molesten.- Apagó la televisión tras echarle otro vistazo a la rubia y se fue a su habitación.

-Vamos a ver… Mi PC… Unidad DVD… uh… esto que es…

El disco solo contenia un gigantesco archivo de 3 Gigabytes con el siguiente nombre:

La verdad oculta – Historia Suprimida – La Tierra Hueca – El gobierno en la sombra – Conspiración Judeo-masónica – Nuevo orden Mundial – 9-11 – Neocons – Estado Policial – Bohemian Grove – Illuminati – Alternativa 3 – Reptilianos – Roswell – Area 51 – Experimento Filadelfia – Proyecto Montauk – Majestic 12 – Informe Matrix – Contacto Extraterrestre – Experimentos Geneticos – Invasion silenciosa – Viaje Transdimensional – Reptilianos – Chemtrails – Control Mental – Desinformación – Sondas Anales – Alargamiento de Pene – Viagra – Relojes de Lujo – Ipods Gratis.ppt

-Un puto powerpoint, no me jodas…

Mientras que el vetusto ordenador de Carlitos se las deseaba para abrir el archivo, la vecina del segundo empezaba a lagrimear por el ojo derecho y Gómez tenia una revelación.

-Angelote, nos vamos.

-Gómez, quedan cosas por sacar…

-A ver, Angelote… tu y yo nos vamos de aquí pitando, que ya hemos terminado lo nuestro. Los marrones flotan en el ambiente, muchacho, lo siento en las tripas. No se si es por mi sexto sentido o por la mierda de café que me trajiste antes. Vamonos de aquí antes de que nos caiga otro marrón como el del caso de las manillas de las puertas, que todavia tengo secuelas.

-Es que aquello fue…

-Ni me lo recuerdes. Vamos que me jiño.

Los dos policias iban bajando las escaleras pisando un escalón si y otro no mientras que los que seguian sacando material de casa de Cipriano se acordaban de sus madres y familiares. Al rato se oyó en el portal una maldición y luego un par de tiros. Gomez no habia encontrado el interruptor que abria la puerta.

Despues de cinco minutos de rascar el disco duro, el ordenador pudo abrir el archivo. El documento tenia mas de cinco mil quinientas páginas llenas de fotos y textos animados desesperantes, como todo buen powerpoint que se precie. Los colores de fondo y texto parecian haber sido escogidos a conciencia para dificultar la lectura y provocar nauseas, como todo buen powerpoint que se precie.

Tras pasar veinte páginas Carlitos tenia sentimientos encontrados. Por una parte estaba horrorizado por lo que estaba leyendo, y por otra tenia ganas de encontrar al que habia hecho el powerpoint y estrellarle el monitor en la cabeza.

-Esto no puede ser verdad. Es muy fuerte. ¿De donde lo habrá sacado este tio?

Se le ocurrió saltar a la última página a ver si habia información del autor. Tras un minuto de ver girar el reloj de arena sin que la arena cambiase de sitio, apareció el final del documento.

© 1996 – 2008 – Cipriano Carboneras Gil – Todos los derechos reserbados.

-No me jodas que este tio lleva doce años recopilando conspiraciones y aún tiene faltas de ortografia…

La vecina del segundo D seguia espiando a los policias, ensimismada en su regocijo de tal manera que ni siquiera se daba cuenta de la humareda que salia de la cocina, provocada por la primera paella flamígera de la historia (de esta historia, se entiende). La señora se divertía haciendo conjeturas sobre qué habia en las cajas que sacaban del piso, cuanto iban a tardar en sacarlo todo o si el policia alto y fornido estaría casado o seria gayer. Cada vez le costaba más trabajo pensar con claridad debido a la falta de oxígeno, pero no lo notaba porque no habia pensado con claridad en su vida.

El humo empezó a salir por los resquicios de la puerta. Uno de los policias se percató de la incipiente humareda y gritó:

-¡Fuego!.

Y sin mediar palabra y de una patada, echó abajo la puerta que llevaba adosada a la vecina por la parte de atrás. El humo empezó a inundar la escalera mientras la vecina gemia:

-Ay virgencita.

Pero el policía estaba demasiado ocupado haciendose el heroe como para oirla.

-¡No se preocupen, está aquí la policía para ayudar!.

-Ay ay.- Respondía la vecina desde debajo de la puerta.

La maniobra del policía tuvo varios resultados imprevistos. La escalera parecia Londres en un dia de buen tiempo, el resto de policias habia salido por piernas ante el peligro, los bomberos se encontraban de camino, la vecina se encontraba francamente mal y el policia no encontraba a nadie en el piso. Pero ya le daba lo mismo porque habria tragado mucho humo y se habia desvanecido heroicamente.

Carlitos se encontraba (a su vez) absorto devorando el documento conspiranoico cuando el escándalo de la calle le sacó del trance.

-¿Qué coño pasa ahí fuera?.-  y abrió la ventana.

-¡Fuegoooooooor!.

-¿QUÉ?.

-¡FUEGOOOOOOOOOOOOOOOOR!.

Era el capitán de bomberos que venia montado cual surfista en la escalera del camión. Una densa humareda salia de las ventanas del segundo D. Los bomberos se preparaban para subir y la policia dispersaba a los curiosos y a los feos.

-¡Dispérsese!

-Pero si aquí no molesto ni nada.

-¿Se ha mirado usted al espejo?

Los bomberos entraron al piso con toda la equipación. Protecciones, manguera, equipos de respiración, primeros auxilios, herramientas, balón de reglamento, fiambrera con filetes empanados, mantel de cuadros, tortilla de patatas y algo de beber. Tambien llevaban una barbacoa de ladrillo, con chimenea y fregadero para los platos. Eso fue lo que mas le molestó a la vecina.

-Ay ay ay ay ¡AY!.- gimoteaba.

-Hay que ver como cruje la madera de la puerta.

-¡Agua! ¡Aguaaa!.- gritaba el capitán desde la cocina en llamas.

El agua empezó a salir a raudales por la manguera descontrolada, que nadie tenia sujeta por alguna extraña razón.

-¡Ale, estupendo! ¡A tomar porculo el carbón de la barbacoa!

-¡Coherlaaar!- gritaba el capitán montado en la punta de la manguera loca.

Aquello parecía una prueba del Grand Prix en lugar de un incendio como dios manda. Solo faltaban Ramón García y dos pandas de catetos.

A Carlitos se le ocurrió abrir la puerta de casa para curiosear y lo único que sacó en claro fué el color del humo.

-¡Agh cof cof!

Una vez sofocado el incendio se comieron los filetes empanados y media tortilla de patatas. Después unos se fueron a jugar al balón mientras otros echaban abajo unas cuantas puertas a hachazo limpio, por aquello de hacer la digestión. Luego recogieron y se fueron escaleras abajo.

-Ay ay ay ay ¡AY!.

Tambien se llevaron la barbacoa, obviamente.

Pasado el susto y la humareda, los vecinos comentaban la jugada en la calle.

-Anda que vaya diita.

-Primero lo del loco, luego esto… no ganamos pa sustos.

-Cuando vuelva mi madre no se lo va a creer.- dijo Carlitos, que tambien estaba en la calle.

-Ay el pobre, su madre dice.- comentaban por lo bajo.

-Angelito, si es que eso es mu duro.- seguian los comentarios.

Carlitos notó los silencios y murmullos de los vecinos y empezó a mosquearse.

-¿Pero que pasa con mi madre?.

-Nada hijo, no pasa nada.

-¿Entonces de qué hablais por lo bajinis?.

-Carlos, que cualquiera entiende que cuesta mucho superar algo asi. A veces te olvidas de que alguien ya no está.

-¿Pero de qué estás hablando?.

-Carlos, que tu madre falleció el año pasado. ¿Es que no te acuerdas?.

-¿Cómo?.

-Cálmate, hombre.

-¿Pero os habeis vuelto locos o qué?.

Las miradas de los vecinos estremecieron a Carlitos. Eran las mismas que la gente le lanza a un desequilibrado.

-¡Me voy de aquí!.

-¡Carlos!.

Subió a toda velocidad hasta su casa y cerró la puerta. La sombra de la duda planeaba sobre su cordura, ocluyendo todas las letras a su paso. Empezó a revolver toda la casa buscando alguna prueba de que su madre viviese allí con él. Recordaba haber hablado con ella la noche anterior, sin embargo no la había visto por la mañana ya que se levantó temprano para ir al INEM. Tras un buen rato se dió por vencido. Todo apuntaba a que vivía solo.

-Esto no está pasando. No es posible.

De pronto se acordó del disco de Cipriano. Del día en que se quedaron todos los vecinos dormidos. De la extraña detención del pobre loco. De la rubia de la tele. ¿Y si Cipriano tuviese razón?.

-Alguien me está haciendo esto. No hay otra explicación. Tiene que ser eso. Yo no estoy loco y mi madre no está muerta.

Sea como sea, tengo que hablar con Cipriano.

Anuncios

6 comentarios en “Quién dijo Qué. Capitulo Secundario.

  1. Mapashito

    Mecagúen to lo que se menea, has quitado las telarañas y has puesto fluflú con olor a ajax pino. Qué ración tienes con los putos pogüerpoints!!
    Esto empieza de nuevo….. yujuuuuuuuuuuuuuuu!!! Y para darte la bienvenida lo hago con una frase que nunca hemos usado: Qué guapo guan!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s