Noche de tertulia

El programa estrella deportivo, con José Trabuco, Benito Flor, Walter Tancredo, Mariano Garcia-Chas y el ex jugador de la Recreativa de Pola, Zulú Mandinga.

– Bueno señores, entonces según ustedes ¿fue penalti o no fue penalti?

– En las imágenes se ve claramente que cae con la boca…

– Tu ves que cae con la boca.

– Si, cae con la boca y… Ehhh… Esto ya pasó en… Seguir leyendo “Noche de tertulia”

Cuento indeleble: Matías Five, fontanero.

Cuando el teléfono sonó, un escalofrío le recorrió el cuerpo, sentía el gélido estremecimiento por toda su espalda, así que se quitó del cuello el kilo y medio de pez emperador que había comprado en Mercadonia.

Descolgó el auricular, que tenía aura a culo, y respondió a la llamada. Seguir leyendo “Cuento indeleble: Matías Five, fontanero.”

Cuento indeleble: Camiño Cifornas o la búsqueda interminable

El motor rugía a medida que atravesaban aquellas planicies de paisaje clonado.

Sacaron entonces el león del motor, y este se limitó a hacer su normal ruido.

– Debimos parar en aquella estación de servicio, Camiño – dijo ella.

Ella era una mujer bastante común. Dos ojos, dos cejas, dos boquetillos en una única nariz, una única boca poblada con un número estandar de dientes, dos orejas, un cuello y dos hombros a los que seguían sendos brazos y que culminaban en un par de manos que tenían un número de dedos que ascendían a diez entre las dos. También tenía un tatuaje con la mascota antigua de phoskitos en uno de sus dos pechos, y un ombligo en el que se aberronchaban pelotillas de pelusa. Justo tras la cadera tenía dos piernas, al final pies y entre ellas, lo correspondiente. Seguir leyendo “Cuento indeleble: Camiño Cifornas o la búsqueda interminable”

Cuento Indeleble: Vida y obra de Don Marzuflenfios Pristígoras

Marzuflenfios Pristígoras, al que todos conocemos por ser el primer hombre en ver una aparición mariana en un bote de Cola Cao, tenía tras de sí una gran historia. Y esto era porque vendía volúmenes de “Historia Universal de Churriana” y los llevaba en un hato que sobre su chepa reposaba y ataba al torso con dos guitas la bailaora. Seguir leyendo “Cuento Indeleble: Vida y obra de Don Marzuflenfios Pristígoras”

Cuento indeleble: Clase magistral y tal

– Por otro lado  – dijo el profesor – no es aceptable una confutación de los berrioles. Abran sus portátiles, por favor …

El aula magma de la facultad, que estaba cercada de lava ardiente, se movió en frenética actividad, como una sola persona que fuese al vater pasando apuros, y cientos de ordenadores portátiles y uno de fisher price aparecieron frente al alumnado.

El profesor, que paseaba entre el escenario y el pleistoceno, se quedó mirando a un alumno de la tercera fila.

– Disculpe ¿Eso que es? Seguir leyendo “Cuento indeleble: Clase magistral y tal”

Mancheusted City. La ciudad sucia.

Era mi primer vuelo en avión. No había pasado más frío en mi vida, llegué a pensar que los sistemas de calefacción del aparato habían dejado de funcionar. Más tarde supe que no fue así, sino que nunca habían empezado, puesto que no existían. Los dedos, aunque aturdidos por la bajada drástica de temperaturas, todavía podrían servirme para tocar cumpleaños feliz en el piano. Cuando bajé a la pista noté que mi cabello iba un poco despeinado, era como si Llongueras y Paco Porras se hubieran enzarzado en una pugna estilística por ver quien peinaba peor. Seguir leyendo “Mancheusted City. La ciudad sucia.”