Mensaje timofónico. Capítulo patito (de goma)

Prísfudes se levantó. El pollo de goma ya no respiraba. Estaba inerte. Fue levantarse y entrarle unas ganas de cagar impresionantes. La barriga de Prísfudes era el Volcán Vesubio a punto de echar gusanitos y sugus de colores. Quizás hace 20 siglos los niños de la Antigua Roma los hubieran preferido antes que una inmensa cantidad de magma y cenizas. Lástima que el interruptor situado a la ladera del Vesubio estuviera conectado en Lava y no en Gusanitos y Sugus (gusanitae gusanitorum et sugum en latín).

El selector del Vesubio

Seguir leyendo “Mensaje timofónico. Capítulo patito (de goma)”

Mensaje timofónico. Capítulo soldadito (con estañito)

“Vodafone información pa putitas. El número mamado no existe. Por favor, vuelva a intentarlo nuevamente.” Aquella voz electrónica retumbaba en el tímpano de Prísfudes una y otra vez, quizá fuera porque no apartaba la oreja del auricular de su terminal timofónico, o porque en la otra oreja tenia adosada la boca de una mujer que le repetía exactamente la misma frase, con lo cual escuchaba en estéreo, es decir, en aquel preso.

Seguir leyendo “Mensaje timofónico. Capítulo soldadito (con estañito)”